Tormenta de caspa en las redacciones

Sobada de lomo por la cara

La pregunta gilipollas es un género que se explota hasta el ridículo y sirve para colocar cualquier sandez en el Tontolar. Aquí cuelan dos preguntas a cuál más irrelevante.

Dignidad, bravura y sabiduría además de distinción, linaje y masculinidad, escribe Teresa de Cierva como introducción de un texto presidido por dos preguntas lameculeras.

El texto que acompaña este Tontolar del verano pasado es un infumable conjunto de letras de relleno sobre la simetría de los rasgos de rostro y otras chorradas sobre la masculinidad como excusa para marcarse una retahíla de lisonjas.

Chorricia con preguntas gilipuertas aderezadas de rancia ñoñez, es decir, ABC.

 

Pero no se vayan todavía, que entra en pista la SER acelerando a fondo para intentar superar a Vocento en la elaboración de tonticias con pregunta mierder y excreta este otro Tontolar.

 

 

Aunque no contaban con las armas secretas del JacingTontig Post, esos expertos en el clickbait más roñoso, y amantes de esta práctica que, después de la publi encubierta y las mentiras, es uno de los peores insultos al lector.

 

 

El Jacintonting Post nació “con el fin de aportar una nueva forma de entender el periodismo y la comunicación en el siglo XXI”. Y lo dijeron sin reirse.

 

Extra de hemeroteca.

 

La alopecia y la seborrea periodística no es algo nuevo.

Con este pegote ilustraba El Mundo la portada de su magazine dominical en 2011.

En su interior se podía ver una grotesca exposición de fotos manipuladas a toda página de Zapatero, Aznar, Felipe González y Adolfo Suárez, todos con su correspondiente calva digital.

Cerraba esta gilipollez periodística una foto de Leopoldo Calvo-Sotelo, pero con pelo para rizar el chiste fácil.

Y luego se preguntarán por el motivo de su decadencia, ni con photoshop pueden quitarse ya la caspa.

 

Un periodista descubre que ser pobre tiene cierta relación con lo de no tener dinero

¿Cómo te quedas? Esa no la viste venir ¿eh?

En PRISA son expertos en pobreza, no en vano llevan años poniendo nombres chulis en inglés al desglose de las distintas pobrezas, normalmente para negarlas disfrazándolas de nueva moda chuli para gente moderna.

En 2019, en la SER rompieron por un día esa dinámica con este Tontolar descubriéndole al mundo un nuevo síntoma de pobreza. Daniel Rodríguez González es el autor de esta revelación, los pobres no tienen dinero para comprar ni una mierda o pagar sus cosas básicas.

Si el Tontolar le pareció impactante en tontismo, atiendan a la entradilla porque lo de las vacaciones no es la única pista, hay otros indicadores que le sorprenderán.

 

La Mesa del Tercer está integrada por los más brillantes lumbreras

 

Este sorprendente descubrimiento hace que me replantee todo lo que hasta ahora daba por cierto. Desde ya, cuando vuelva a encontrarme sin un céntimo para pagar lo que sea que necesite para vivir menos indignamente, dejaré de decir que soy multimillonario.

 

A mí me gustan grandes, y de limón

Algunas mujeres estarían introduciéndose polos de helado por la vagina para combatir el calor

Todo posible doble sentido en la foto que ilustra este tontolar es fruto de la casualidad y las alucinaciones sexuales provocadas por el calor del verano.

“Algunas mujeres estarían introduciéndose polos de helado por la vagina para combatir el calor”. Jugoso tontolar para despertar nuestra pasión por el chiste guarro.

Se publicó el 25 de julio de 2019 con texto firmado por Judith J.K. y ahí sigue publicado para bochorno de sus autores.

Meter un condicional en el titular es asegurarse de que quepa cualquier cosa, en este caso nunca mejor dicho.

¿Y cuál es la fuente de semejante cosa?

Pues se usa como toda fuente documental UN tuit. UNO. Encima de hace SEIS jodidos años y que bien podría ser una chufla de las millones que se escriben en tuiter cada día

Buscando sólo un poquito, cosa que me juego cualquier órgano vital que no hizo nadie en La Vanguardia, se puede encontrar que se trata de la traducción casi literal de un texto igual de pobre y sensacionalista que publicó el diario inglés METRO, usando también otro tuit que tenía entonces SIETE años de alguien que decía haber visto un vídeo y tal. Todo muy riguroso y verificado.

Lo más chusco de todo es que METRO usó ese texto más amarillo que el polo de limón para colar su correspondiente spamazo de una clínica porque ya sabemos que los medios no te regalan un enlace así los torturen.

Es decir, una supuesta noticia como poco inventada, una historia falsa, sin fuentes y que encima apestaba ya en origen a publicidad encubierta de la chusca. ¡Pero qué coño, aquí hemos venido por los clics!

Tontolar con redoble de idiotez, vótenla como merece.

Un periodista del futuro viaja al pasado a buscar su credibilidad

Como se puede comprobar en la imagen, los humanos del futuro seguirán teniendo el mismo aspecto de alien de las pelis de hace un porrón de años, tendrán el mismo cabezón, andarán en bolas y sus naves seguirán teniendo el mismito diseño, dos platos hondos pegados con su correspondiente filo de luces de Navidad.

Así se ilustraba esta tontada de pregunta que apareció bajo la sección “Ciencia” en ABC.

Otra forma de rascar atención derivando la responsabilidad de lo que se escribe es la de titular con cualquier pregunta gilipolllas basándose en lo que afirma o sugiere un tercero.

Dejando a un lado que el rollo OVNI caducó y dejó de ser rentable hace una pila de años para los magufólogos del misteriodismo, la referencia aquí es un libro. Siempre se podrá encontrar un libro que contenga cualquier teoría que imagine, por improbable que sea, que se pueda reciclar en Tontolar.

Aquí el periodismo y la ciencia colisionan de frente contra un camión cargado de chorradas que circula en dirección contraria por la misma vía. El hostiazo es importante. Ambos se desintegran y el camión sigue su camino sin un rasguño.

La Ley de los titulares de Betteridge sugiere que “cualquier titular en forma de pregunta puede ser respondido con un no“. Porque eso es justo lo que se busca, enganchar a la masa para que conteste a cualquier chorrada sin tener que pensar demasiado y recolectar enseguida atención no merecida. Clic rápido, fácil y barato.

Relacionado: Un OVNI destruye todas las facultades de periodismo de la tierra

 

 

Soy racista porque el mundo me hizo así

Que existan xenófobos, racistas y todo un catálogo de subhumanos fascistas soltando mierda en internet y donde encarte, es un asunto menor, irrelevante. Los delitos de odio se disparan, n internet, según titula A.Lucas en la Opinión de Murcia, porque vienen los inmigrantes.

Este tontolar se encuadra en el estilo cabronía encubierta, que consiste en escribir algo con pinta de supuesto análisis sociológico documentado con algunas frases bonitas sueltas pero sólo es una excusa trapera para ir encalomando el discurso cabrón.

Véase como ya en la entradilla la cosa cambia sensiblemente y pasa de dispararse los delitos de odio en internet a que las FFCCSE prevén un aumento de esos delitos, también se aprovecha para meter ahí  la”ola de pateras” y que suene todo mucho más preocupante. La alarma y el miedo que no falte, que eso siempre es rentable y además alegra a su parroquia de lectores obtusos.

Como alternativa proponemos el siguiente tontolar:

La cabronía dispara los tontolares en la Opinión de Murcia

Ahora voten,  no tengan piedad.

Escribiendo a peos

peo

Emocionante relato acompañado de un vídeo del supuesto momento pedorreico que pone los peos de punta:

La joven estaba presenciando el partido, disputado en el Estadio Mineirao de Belo Horizonte, cuando un seguidor de la ‘seleçao’ que se encontraba delante suyo se tiró un pedo en la cara de la propia actriz y modelo brasileña.

Se tapó la nariz, con cara de asco

A esta mierda han llegado los medios deportivos de furgol.

Y así lo describe xaviz_m (desconozco si es su usuario de Twitter):

Noticia de mierda, llena de matices de mierda.

El que ha redactado esto merece un aplauso emocionado, los peos siempre han sido los grandes olvidados por los medios, por fin se le da al peo la atención que merece. Porque, oigan, debería usted saber que hasta puede morir si decide aguantárselos eternamente.

¡Preeeet!